https://gestevet.es/wp-content/uploads/2020/08/productos-desinfectantes-gestevet.jpg

Bioseguridad

¿Cómo escoger un buen desinfectante?

El estallido de la crisis sanitaria generada por la irrupción del Coronavirus evidenciado la necesidad de crear y mantener hábitos de higiene adecuados a cada empresa y sector. Una de las mejores herramientas para luchar contra la transmisión de microorganismos como los virus o las bacterias, son los productos desinfectantes.

Ante el reciente augmento de la oferta de este tipo de productos, es importante conocer los criterios que se deben tener en cuenta a la hora de escoger cual es el que mejor se adapta a las características y necesidades de cada empresa o situación. Por ello, como empresa especialista en diseño de planes de higiene y desinfección, te damos las claves que te permitirán seleccionar el mejor desinfectante en cada caso.

 

  1. Eficacia del producto

Es fundamental conocer el tipo de microorganismos de los que pretendemos deshacernos para, posteriormente, observar la ficha técnica del desinfectante y asegurarse de que es efectivo contra ese tipo de microorganismos. Los alcoholes, por ejemplo, son efectivos contra las bacterias y los hongos, pero no contra los virus. Por el contrario, las aminas terciarias tienen propiedades viricidas, pero no se recomiendan para la eliminación de hongos. Aquí puedes consultar la eficacia de algunos de los componentes más habituales de los productos.

 

  1. Tiempos de acción

Cada desinfectante requiere un plazo de tiempo de contacto con el microorganismo para conseguir su total desinfección. Este tiempo de acción, específico para cada tipo de microorganismo, debe estar especificado en la ficha técnica del producto y siempre debe ser respetado por el usuario.

 

  1. Seguridad

Uno de los puntos más importantes a la hora de escoger un buen producto es su seguridad. Debe valorarse el contexto de aplicación para reducir al máximo los riesgos derivados de su uso. Evidentemente, no vamos a usar el mismo desinfectante para un centro de lavado de vehículos que para una guardería. Por ello, debemos tener en cuenta los peligros asociados a cada sustancia para realizar una buena elección.

 

  1. Facilidad de uso

Cuanto más simple y agradable sea el uso de un desinfectante, mayor es la probabilidad de que se aplique rigurosamente. Algunos factores para tener en cuenta son: el olor, la estabilidad, la solubilidad y la simplicidad de uso. Además, la claridad en la documentación (fichas técnicas, fichas de seguridad, etiquetado…) es fundamental. La información debe estar visible y bien estructurada.

 

Ya te hemos contado todo lo que deberías tener en cuenta a la hora de escoger un producto desinfectante adecuado a tus necesidades. Pero el material no lo es todo. Igual de importante es escoger un buen producto como realizar una práctica correcta: aplicación rigurosa del producto, formación de las personas que lo van a usar y cumplimiento de las pautas establecidas por el fabricante.

Contacta con nosotros WhatsApp