Actualidad

STOP: SÓLO PERSONAL AUTORIZADO

STOP: SÓLO PERSONAL AUTORIZADO

Actualidad

STOP: SÓLO PERSONAL AUTORIZADO

Cámara infrarrojos de acceso de personal y control de accesos biométricos

Hoy en día resulta imprescindible llevar un control de accesos de las personas que entran en las instalaciones de las empresas ya sea por la propia seguridad de los trabajadores, para facilitar la identificación de las personas que acceden a una empresa o zona concreta de la misma y para cumplir la ley que obliga a las empresas a llevar un registro horario de los trabajadores.

Para gestionar estos controles de forma rápida y eficaz son muy útiles las cámaras de infrarrojos (termográficas) y biométricas.

¿Cómo funcionan las cámaras de control de accesos?

Todos los cuerpos emiten radiación térmica que a simple vista no podemos apreciar, pero las cámaras con un sensor apropiado, como las termográficas, si. Lo que hacen es escanear a la persona para identificar la temperatura de las diferentes áreas de su cuerpo y tomar un registro en forma de colores.

A su vez, el dispositivo realiza un control de acceso biométrico mediante un escaneo para llevar a cabo el reconocimiento facial, utilizando algoritmos matemáticos para identificar los rasgos físicos de las personas.

¿Cómo se usan?

El funcionamiento es muy sencillo. Se coloca la cámara en un lugar de paso obligatorio para todas las personas, las cuales al pasar son escaneadas. Por un lado se realizará un control biométrico para verificar la autentificación de la persona y por otro lado se hará una lectura de la temperatura, si está considerada “normal” el acceso será permitido de forma automática pero si detecta un valor elevado se interpretará que tiene fiebre y el acceso será denegado.

¿Para qué se usan?

  • Controlar el paso de las personas a áreas restringidas.
  • Apertura de puertas solo a personal autorizado.
  • Control de registros y horarios de los trabajadores.
  • Medir la temperatura corporal.
  • Verificación de puestas de EPIS como mascarilla, gafas, ...

¿Qué problemas existen actualmente?

Si no llevamos un control de acceso correcto y fiable nos podemos encontrar con diferentes inconvenientes:

  • Entrada de gente no autorizada en las instalaciones o en áreas restringidas.
  • Gestión manual del control horario de los trabajadores. El trabajador tiene que dedicarse y acordarse de fichar cada vez que entra y sale de la empresa, lo que se traduce en pérdida de tiempo y en un control no fiable.
  • Tener una persona dedicada a la toma de temperatura y control de las personas que quieran acceder al recinto.

¿Qué beneficios nos aporta el uso de la cámara de control de accesos?

Son muchas las formas en que una empresa se beneficia a la hora de implementar un control de acceso con cámara termográfica y biométrica pero conozcamos las principales:

  • Respecto a la salud
    • Son sistemas altamente eficaces que aumentan la seguridad respecto a las enfermedades infecciosas.
    • Medición de la temperatura y reconocimientos sin contacto directo.
  • Respecto a la sostenibilidad
    • Reducción en el consumo de materiales como el papel.
  • Respecto a la rentabilidad
    • Bajo coste de mantenimiento.
    • Automatización de procesos y por tanto menor carga de trabajo para el personal.
    • Al ser un proceso completamente automático no hay peligro de manipulación, por tanto estamos hablando de un sistema que nos ofrece una alta fiabilidad.

Nuestra solución

Nuestros profesionales especialistas en control de accesos te asesorarán sobre que sistemas son los más adecuados para tus instalaciones, sea cual sea el ámbito de negocio.

Nosotros nos encargamos del montaje de los controles de acceso válidos para el acceso principal y para el acceso a zonas restringidas dentro de tu instalación.